Blog

8 técnicas para tolerar la incertidumbre

¿Qué es la intolerancia a la incertidumbre? 

 

La intolerancia a la incertidumbre es no saber cómo controlar o lidiar  la falta de certezas y de soluciones ante cualquier situación de la vida. Siempre tratamos de resolver todo, lo cierto es que a veces es imposible porque no depende de nosotros la situación. Por más que busquemos respuestas, las soluciones muchas veces llegan con el tiempo y otras, sencillamente, es imposible hallarlas. 

 

En este artículo te quiero dar algunos consejos y técnicas que puedes implementar en tu vida para empezar a ejercitar el sentido de tolerancia ante situaciones inesperadas: 

 

  1. Evita ciertas actividades como discutir sobre un tema sensible o no intentar hacer actividades que nunca antes hiciste si no estas seguro. 
  2. 2. Acepta que la incertidumbre es parte de la vida, No podemos predecir el futuro, más bien enfócate en lo que haces hoy. 
  3. Acepta que no todo lo podemos controlar en la vida. Hay situaciones que se nos salen de las manos porque debemos encontrar soluciones alternas y, posiblemente, salirnos de nuestra zona de confort para continuar con nuestras rutinas. 
  4. Si te sientes angustiado, realiza ejercicios de visualización. Trata de crear varios escenarios; uno posible, uno bueno y otro no tan bueno y empieza a analizar cómo podrías enfrentar cada uno de estos. 
  5. Intenta cambiar algunas actitudes o hábitos que te hacen sentir seguro, esto te ayudará a adaptarte y a relacionarte con nuevas sensaciones. Por ejemplo, si siempre pides lo mismo en un restaurante, la próxima vez intenta pedir un plato nuevo. 
  6. Controla tu pensamiento negativo y empieza a desarrollar un pensamiento más realista. 
  7. Acepta vivir nuevas experiencias donde no tengas muy claro qué va pasar. De esta forma desarrollarás el efecto sorpresa y aceptarás mejor lo inesperado.
  8. Sé curioso, no des nada por sentado. Lee un libro nuevo cada mes, mira películas de un género que nunca has visto, ve a lugares nuevos, experimenta un nuevo tipo de comida. No pienses en lo malo que puede conllevar estas nuevas experiencias (que normalmente es “qué pasa no me gusta”)  y enfócate en disfrutarlas. 

 

Adáptate a las demandas de cada situación pues los momentos en los que tenemos todo bajo control y vivimos tranquilamente realmente no duran o son muy pocos. Así que no pierdas la cabeza ante momentos inesperados en tu vida y pon en práctica estas técnicas que hoy te recomiendo. 

 

Comparte con tus amigos estas técnicas y cuidemos entre todos nuestra salud mental. Bendiciones. 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email